¿CÓMO DEBO GUARDAR MI ALFOMBRA?

¿CÓMO DEBO GUARDAR MI ALFOMBRA?

Llega el verano y muchos deciden comprar una alfombra nueva para el hogar, mientras que otros deciden guardar su alfombra, y para estos casos queremos ayudarlos.

Para guardar las alfombras en los meses más calurosos, lo primero que hay que hacer es limpiarlas correctamente. La mejor forma de limpiar alfombras es pasándoles el aspirador con el accesorio adecuado, para evitar que la suciedad se vaya quedando en el tejido de la alfombra. Igualmente, lo primero que habrá que hacer es aspirar en dirección contraria al pelo, así conseguirás que se levante el material de la alfombra y la suciedad salga mejor. Después, vuelve a pasar el aspirador en dirección al pelo, de esta forma dejarás la alfombra bien lisa. En el caso de que tengas alfombras de pelo largo, tendrás que hacer el proceso de aspirado de forma inversa, realizando el último pase de aspiradora en dirección contraria a la dirección del pelo para que el material de la alfombra quede más mullida. Es fundamental guardarlo todo limpio. De lo contrario puede que los tejidos estén estropeados cuando los saques.

Si las telas tienen manchas, estas se fijarán y ya no podrás eliminarlas. Además, cogerán malos olores. Es necesario lavar los textiles para eliminar bacterias y ácaros.
Terminado el proceso de limpieza, llegará el momento de guardar y almacenar las alfombras correctamente. En este punto distinguiremos entre las alfombras pequeñas y las grandes. Si son pequeñas, las pondremos estiradas y las envolvemos en papel de embalar, esto las protegerá muy bien del polvo durante la época estival. Si, por el contrario, las alfombras son grandes, tendremos que enrollarlas con el pelo hacia dentro y las sujetaremos por fuera con cinta adhesiva. La mejor forma de guardarlas durante los meses de verano es en posición horizontal, de esta manera evitarás que se deformen innecesariamente. Del mismo modo, deberás almacenarlas en un lugar de la casa libre de humedad y ventilado para que no tome malos olores.

También puedes protegerlas de polillas de forma natural, así evitaréis encontrar sorpresas al volver a ponerlas y el olor de tus alfombras será de lo más agradable. Para preparar un antipolilla natural en casa puedes utilizar flor de lavanda, hojas de romero. Para ello, seca la lavanda y el romero en lugar oscuro y cuando ya esté seco haz unas bolsitas de tela en cuyo interior irán la lavanda y el romero. Por último, coloca estos saquitos en el lugar donde guardes las alfombras.

Con estos pequeños consejos, podrás guardar tu alfombra de buena manera y sacarla en la temporada que necesites y que luzca como si nada hubiera pasado.

 

Share this post


0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro está vacíoVolver a la tienda
      Aplicar cupón
      Unavailable Coupons
      rjyvh4qx Get 20% off Cupón x 7 días, Navidad 2021
      Abrir Chat
      Necesita ayuda?